Conectate con nosotros

PulsoClic.com

4 Factores a considerar sobre los Teléfonos Móviles en las Escuelas

Consejos

4 Factores a considerar sobre los Teléfonos Móviles en las Escuelas

Más que nunca, los teléfonos móviles moldean nuestras relaciones, hábitos, perspectivas y nuestro aprendizaje. ¿Pero los teléfonos tienen un lugar en el aula?

Esta discusión se ha desatado durante años, y algunos centros educativos se han comprometido a prohibir por completo estos dispositivos. Sin embargo, puede que no sea la decisión correcta en todos los casos.

Aquí hay cuatro factores a considerar cuando se forma su opinión acerca de los teléfonos móviles en el aula.

El papel de la tecnología para la educación

El apropiado uso de los teléfonos móviles en el aula depende en gran medida de qué tan bien encajen con las lecciones que están ayudando a enseñar. La escuela puede ser uno de los mejores lugares para enseñar habilidades tecnología. De hecho, la instrucción explícita en aprendizaje y seguridad en línea puede beneficiar a los estudiantes mientras se preparan para un futuro cada vez más digital.

Desafortunadamente, el tiempo de pantalla tiene desventajas. Algunas fuentes indican que la sobreexposición podría estar relacionada con el insomnio y la depresión en adolescentes, entre otras cuestiones. Como tal, los planes de currículo que incluyen el uso de teléfonos podrían ser buenos para mantener el uso moderado del dispositivo y el aprendizaje cara a cara.

Tiempo ahorrado y gastado

Cualquier maestro que haya usado tecnología puede atestiguar sus maravillas. Puede ayudar a comprender y reducir el tiempo empleado en tareas sin sentido, como la calificación, y proporcionar acceso instantáneo a los materiales de clase. Los móviles pueden incluso ayudar en la accesibilidad: los estudiantes con discapacidades que no pueden tomar notas rápidamente podrían ahorrar mucho tiempo al tomar fotografías de las diapositivas de un maestro, por ejemplo.

La advertencia aquí es que los teléfonos solo ahorrarán tiempo si pueden manejar las tareas requeridas de ellos. Es posible que las escuelas deban ajustar sus planes de Internet según la cantidad de datos que necesite el currículo deseado. Del mismo modo, es posible que necesiten suministrar dispositivos para los estudiantes que no pueden usar los suyos, lo que podría ser difícil de presupuestar.

Contenido

Los informes recientes indican que el aprendizaje en el ámbito móvil podría abrir caminos para explorar nuevos contenidos educativos. Los teléfonos con acceso a Internet conectan a los estudiantes con miles de videos educativos, podcasts, juegos, tutoriales y otros materiales complementarios que pueden reforzar los objetivos del aula y facilitar el aprendizaje. Los maestros también pueden publicar tareas y recordatorios en línea para que los estudiantes los vean antes, después y durante la clase.

Sin embargo, es probable que algún contenido inapropiado llegue a las aulas utilizando teléfonos. Esto plantea un riesgo para los maestros, estudiantes y directores. Para combatir el contenido problemático, el personal y los educadores deben ser diligentes al monitorear a los estudiantes mientras usan los dispositivos en la escuela y enseñarlos sobre seguridad en línea.

Conexiones sociales

Los teléfonos móviles también facilitan la conexión social, lo que tiene sus beneficios incluso en un entorno de aula. Los padres pueden contactar a sus hijos con la información necesaria o también durante las emergencias. Además, muchos maestros utilizan las redes sociales para involucrar a los estudiantes con contenido académico. Las discusiones en línea sobre el material de la clase, la divulgación a expertos en contenido y otras estrategias pueden construir una red de aprendizaje del mundo real para los estudiantes.

Pero los teléfonos móviles pueden plantear algunos riesgos sociales. Muchos de los estudiantes en edad de escuela secundaria han sido acosados electrónicamente en el último año, y este ciberacoso sin duda encontrará su camino en más escuelas a medida que se permiten los teléfonos. Es posible que los maestros y los padres tengan que trabajar con diligencia para mantener abiertas las líneas de comunicación en persona para que los niños que lidian con el acoso cibernético se sientan lo suficientemente seguros como para comunicarse. Aunque en el lado positivo, los teléfonos podrían facilitar la documentación del acoso escolar cuando esto ocurre.

Si bien no existe una solución única que funcione para todos los salones de clase, los educadores no deben temer el uso del teléfono en todas las formas. Con una administración adecuada, los teléfonos celulares pueden ser herramientas de enseñanza útiles tanto dentro como fuera del aula.

¿Qué opinas tu..?

David Reyes

Somos un medio de comunicación relacionado con las tendencias y transformación educativa del siglo XXI.

1 comentario

1 comentario

  1. Avatar

    JoseR

    8 abril, 2019 at 7:16 am

    Los teléfonos móviles son dispositivos muy potentes como para no usarlo en educación. Se deberían usar a diario, pero enfocados directamente al tema o asignatura que el docente desee.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Consejos

Tendencias

Autores

Boletín de noticias

Publicidad Publicidad
Arriba